Erin

A Erin Sanders le encanta contar a otros que dona sangre. De hecho, presume de haber convencido a familiares y amigos de unirse a ella y donar plasma en el local de CSL Plasma en Duluth, Minnesota.

Dice: “Me hace sentir bien saber que estoy ayudando a salvar vidas. Hace muchos años, mi hijo se benefició de recibir productos de plasma. Nació en forma prematura y necesitaba ayuda. Me complace decir que ahora es un saludable muchacho de 18 años. Así que cuando escuché el anuncio en la radio acerca del plasma que salva vidas, fui en mi auto hasta el local de CSL Plasma en la calle West Superior para conocer el lugar. Dono desde aquel momento”.

“Además, donar plasma tiene beneficios adicionales. Uso la remuneración que recibo por donar para financiar mi amor por los viajes. Me gusta viajar alrededor del mundo y he estado en Chicago, Belice, Cozumel y Miami”, nos cuenta. Erin está en este momento ahorrando para un viaje a Jamaica y a Nueva Orleans.

Erin agrega: “Los empleados en el centro son amables y saben mucho. El local del centro es cómodo y se encuentra en una hermosa área del centro de la ciudad. Este diciembre hará dos años que dono y planifico continuar diciéndoles a los demás el valor que tiene donar plasma”.

Además de viajar, Erin maneja su propia joyería y es intérprete de la lengua de señas. Dennis Lofald, el Gerente del Centro, dice: “Erin es exactamente el tipo de persona que CSL Plasma está buscando. Su historia y la de su hijo muestran que todos somos tocados por los productos que salvan vidas producidos por CSL”.