Donor Story:

Conoce a Adriana

"Después de escuchar acerca de cómo el plasma puede ayudar a otros, así como de investigar las razones por mí mismo, donar plasma finalmente se convirtió en algo más que recompensas."

adriana profile picture

Adriana P. es donante de CSL Plasma en Tucson, Arizona. Comenzó a donar plasma en 2015 y ha donado de manera intermitente, tomándose algunos descansos. Un familiar la refirió a ser donante de plasma.

“Me encanta ayudar a la gente”, dice Adriana. “Ser capaz de donar algo de mi propio cuerpo, para ayudar a que el cuerpo enfermo o en recuperación de otra persona mejore, significa mucho. Saber que voy a ayudar al menos a una persona con mi donación también es una lección de humildad”.

Comenzó a donar en parte para los pagos de los donantes, que la han ayudado a proporcionar extras para sus hijos.

Ella agrega: "Después de escuchar cómo el plasma puede ayudar a otros, así como de investigar las razones, donar plasma finalmente se convirtió en algo más que una recompensa".

Ella alentaría a cualquier persona interesada en la donación de plasma a "simplemente hacerlo". En el centro donde dona con frecuencia, en el sureste de Tucson, agradece la ayuda del personal de CSL Plasma que trabaja para que cada donación sea una experiencia agradable y cómoda.

“Sí, donar plasma puede tomar algo de tiempo de su día, pero vale la pena porque todos reciben ayuda”, dice ella. “¡Ve a donar!”