¿Por qué plasma?

Cómo las donaciones de plasma salvan la vida de los pacientes

¿Por qué plasma?

Cómo las donaciones de plasma salvan la vida de los pacientes

Porque las enfermedades más raras necesitan medicinas extraordinarias

plasma bottle hovering above hand

Tu donación de plasma ayuda a crear 24 medicinas esenciales y ahora se necesitan más que nunca.

Donar en CSL Plasma marca una diferencia. Descubre por qué.

high quality standards logo

Una presencia con integridad

safety and cleaning logo

Procedimientos mejorados de seguridad y limpieza

rewarding logo

Muy gratificante

*Varía según la ubicación y está sujeto a cambios

Conoce a algunos de nuestros pacientes

Did you know?

El plasma es un componente amarillo dorado de la sangre que transporta nutrientes y anticuerpos por todo el cuerpo.

Viaje de plasma

¿Por qué donar plasma? Las terapias hechas con plasma hacen mucho por tantos. Los medicamentos derivados del plasma tratan a las personas con inmunodeficiencias, trastornos neurológicos, shock, quemaduras y más. Se utiliza en quirófanos de todo el país para pacientes trasplantados y pacientes quirúrgicos. El plasma salva vidas y, al donar en CSL Plasma, puede ayudar a decenas de miles de personas en todo el mundo.

Preguntas frecuentes sobre plasma

La sangre se compone de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas, todos los cuales están suspendidos en el plasma. El plasma es un líquido de color amarillo claro que suspende las células sanguíneas y ayuda a transportar anticuerpos, nutrientes y desechos a través del cuerpo. El plasma es la parte libre de células de la sangre compuesta de agua, proteínas, electrolitos, lípidos (grasas) y carbohidratos. Constituye la mayor parte de nuestra sangre y es aproximadamente 92% agua. Algunas de las proteínas como la albúmina, la gammaglobulina y el factor antihemofílico (una proteína que ayuda a la coagulación de la sangre) son importantes para las terapias médicas.

El plasma es un elemento importante que realiza una variedad de funciones. La mayor tarea del plasma es servir como un sistema de transporte para nuestros cuerpos. Transporta proteínas, nutrientes, hormonas, productos de desecho y medicamentos y otros elementos a través de nuestro cuerpo y también es fundamental para mantener la fluidez de la sangre. El plasma no solo ayuda a coagular la sangre cuando ha habido un corte, sino que también funciona para combatir enfermedades y llevar electrolitos a nuestros músculos. El plasma incluso ayuda a nuestros cuerpos a mantener el equilibrio de pH correcto, evitando demasiada o muy poca acidez, lo cual es importante para que todas nuestras células funcionen. El plasma también es importante porque las células depositan sus desechos en el plasma. Luego, el plasma mueve esos desechos a través del cuerpo para deshacerse de ellos.

Es importante donar plasma porque es una parte valiosa del tratamiento para una variedad de problemas de salud. Las proteínas, los anticuerpos, los factores de coagulación y otros nutrientes del plasma lo hacen útil para tratar a quienes sufren traumatismos, conmoción, quemaduras y otras emergencias. El plasma se utiliza para tratar enfermedades crónicas raras y hereditarias, como las deficiencias inmunitarias, los trastornos autoinmunes y la hemofilia (la incapacidad de la sangre para coagularse), entre otras. A menudo, las terapias reemplazan proteínas importantes de las que carece el paciente.

El plasma está en nuestro cuerpo al nacer y se repone a partir de las proteínas, el agua y las sales que consumimos a través de nuestra dieta. Se absorben a través de nuestro tracto digestivo. Los fluidos, proteínas y otras sustancias en las células de nuestro cuerpo pueden pasar al plasma para ser transportados a otras partes del cuerpo y mantener la fluidez y el volumen de plasma esenciales en nuestros vasos sanguíneos.

Cuando donas plasma, tu cuerpo tarda unas 48 horas en reponer el volumen que donaste. Cuando te rehidratas después de donar, ayudas a acelerar el proceso.

En la comunidad de atención médica, el plasma a veces se considera "oro líquido" por todos los beneficios que brinda.

La sangre se compone de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas, todos los cuales están suspendidos en el plasma. El plasma es un líquido de color amarillo claro que suspende las células sanguíneas y ayuda a transportar anticuerpos, nutrientes y desechos a través del cuerpo. El plasma es la parte libre de células de la sangre compuesta de agua, proteínas, electrolitos, lípidos (grasas) y carbohidratos. Constituye la mayor parte de nuestra sangre y es aproximadamente 92% agua. Algunas de las proteínas como la albúmina, la gammaglobulina y el factor antihemofílico (una proteína que ayuda a la coagulación de la sangre) son importantes para las terapias médicas.

El plasma es un elemento importante que realiza una variedad de funciones. La mayor tarea del plasma es servir como un sistema de transporte para nuestros cuerpos. Transporta proteínas, nutrientes, hormonas, productos de desecho y medicamentos y otros elementos a través de nuestro cuerpo y también es fundamental para mantener la fluidez de la sangre. El plasma no solo ayuda a coagular la sangre cuando ha habido un corte, sino que también funciona para combatir enfermedades y llevar electrolitos a nuestros músculos. El plasma incluso ayuda a nuestros cuerpos a mantener el equilibrio de pH correcto, evitando demasiada o muy poca acidez, lo cual es importante para que todas nuestras células funcionen. El plasma también es importante porque las células depositan sus desechos en el plasma. Luego, el plasma mueve esos desechos a través del cuerpo para deshacerse de ellos.

Es importante donar plasma porque es una parte valiosa del tratamiento para una variedad de problemas de salud. Las proteínas, los anticuerpos, los factores de coagulación y otros nutrientes del plasma lo hacen útil para tratar a quienes sufren traumatismos, conmoción, quemaduras y otras emergencias. El plasma se utiliza para tratar enfermedades crónicas raras y hereditarias, como las deficiencias inmunitarias, los trastornos autoinmunes y la hemofilia (la incapacidad de la sangre para coagularse), entre otras. A menudo, las terapias reemplazan proteínas importantes de las que carece el paciente.

El plasma está en nuestro cuerpo al nacer y se repone a partir de las proteínas, el agua y las sales que consumimos a través de nuestra dieta. Se absorben a través de nuestro tracto digestivo. Los fluidos, proteínas y otras sustancias en las células de nuestro cuerpo pueden pasar al plasma para ser transportados a otras partes del cuerpo y mantener la fluidez y el volumen de plasma esenciales en nuestros vasos sanguíneos.

Cuando donas plasma, tu cuerpo tarda unas 48 horas en reponer el volumen que donaste. Cuando te rehidratas después de donar, ayudas a acelerar el proceso.

En la comunidad de atención médica, el plasma a veces se considera "oro líquido" por todos los beneficios que brinda.